Colección Zubov: Reflejo de Rusia imperial en Argentina

Por Elena Popova

Como muchos inmigrantes, viviendo en mi país natal me atraía todo lo extranjero, su cultura, tradiciones y destinos; como muchos inmigrantes que han abandonado Rusia, en tierra extranjera me conmuevo por mis raíces natales y las busco por todas partes y al igual que muchos visitantes en los museos, al pasar por retratos de extraños mis ojos también se deslizan por los rostros representados en los retratos ceremoniales; mi mirada apenas se aferra a peinados, vestidos, joyas y atributos. Los rostros en marcos dorados son majestuosos y condescendientes con nosotros los visitantes, que bajamos la mirada y leemos rara vez lo que nos dicen sus iniciales. En general, sin dejarse llevar por la historia o el arte, el género del retrato es quizás el más aburrido que hay en los museos para los visitantes perdidos.

En febrero de 2019, vi por primera vez la colección de Zubov en la sala del segundo piso del Museo Nacional de Arte Decorativo (MNAD), -aún me pregunto si por voluntad del destino o de la ironía- en la cual, tres retratos ceremoniales cuelgan uno al lado del otro: Pablo I, Catalina II y Platon Zubov. Hijo, madre y amante de la emperatriz quien fue el iniciador y cómplice del asesinato del emperador Pablo I. Dicha disposición paradójica de la sala me invita a reflexionar si es posible en San Petersburgo, y en general en Rusia, una composición de retratos tan interesante.

El conde Platon Aleksandrovich Zubov fue el último y más joven de los amantes de Catalina II. En el momento de su relación, él tenía 22 años y ella 60. Ninguno de los amantes de la emperatriz recibió tantos favores y premios como Zubov -Los historiadores escriben que la cautivó con su majestuosa figura- Durante seis años, Catalina II gastó más fondos del tesoro estatal en Platón que en Grigory Potemkin quien fue su amante anterior por casi 20 años.

En 1922, en Buenos Aires, Sergei Platonovich Zubov descendiente de los Zubov, se casó con la heredera más rica de Argentina, Rosario Schiffer de Larrechea. Pero la familia sufrió una tragedia prematura: su única hija llamada Tatiana, se estrelló en un accidente automovilístico en Uruguay, y tras su muerte, 7 años después también fallece el Conde Sergei Platonovich. A partir de este momento, Rosario decide crear una fundación en memoria de su hija en Suiza, y parte de su colección privada se traslada al MNAD en Buenos Aires.

Actualmente en el museo, en la sala Zubov los visitantes son recibidos y atraídos por los suaves pasteles del retrato de la condesa Rosario, pintado por Zinaida Serebryakova (1). Serebryakova fue una talentosa y una de las pocas artistas femeninas rusas de principios del siglo XX, pero quién solo fue reconocida y reivindicada después de su muerte como suele suceder en el mundo del arte. Hace 5 años su pintura era el lote más caro vendido en la subasta de Sotheby's, mientras que después de la Revolución vivía mal en el extranjero y solo gracias a clientes tan raros como la familia Zubov podía mantener a sus cuatro hijos y una madre enferma.

La colección del museo, sorprendentemente contiene dibujos de sus dos hijos: Ekaterina, una artista talentosa, y Alexander, un arquitecto igualmente sobresaliente en su campo.

Junto a Serebryakova cuelgan cuadros de su amigo, quien más de una vez la rescató de una difícil situación financiera en París, el artista e ilustrador Konstantin Somov conocido en Rusia como el fundador de la sociedad y de la revista del mismo nombre Mir Iskusstva, así como también por sus escandalosas ilustraciones eróticas. La colección presenta un autorretrato y naturalezas muertas similares a Pyotr Konchalovsky. Casualmente fue el retrato de Rosario Zubova en 1937 el que se convirtió en la última creación inacabada del artista, debido a su enfermedad y a los raros encuentros con su cliente; lamentablemente Somov falleció antes de que pudiera terminarlo.

En la colección llaman la atención dos obras, la primera es una miniatura del joven Pedro I de Charles Boit (2) que se destaca justamente porque del encuentro de 1698 entre Pedro el Grande con el famoso miniaturista en Londres surgió un nuevo tipo de bellas artes en Rusia, que se caracterizaba por pintar miniaturas de caballete sobre esmalte. A su vez la popularidad de ésta fue tan grande que se creo el premio por servicios al estado: el retrato de premio.

Solo una pequeña cantidad de miniaturas de Pedro I pintadas por Boit han sobrevivido hasta nuestros días, en la actualidad éstas se conservan en MNAD en Buenos Aires, el Hermitage en San Petersburgo (3),en el Museo de Estocolmo, y la colección de Galina Vishnevskaya y Mstislav Rostropovich.

La segunda obra es el famoso retrato ceremonial de Catalina II, realizado por Johann-Baptiste Lampi el Viejo (3), invitado a visitar Rusia por Potemkin. El MNAD contiene un boceto de Catalina II (4) con figuras alegóricas de Saturno e Historia. Sin embargo, el retrato final5 que se encuentra en el Hermitage no las posee.

Cabe resaltar, que la colección es más extensa y está conformada por alrededor de 250 artículos: miniaturas y retratos ceremoniales, iconos, joyas, muebles y productos de la fábrica de porcelana de San Petersburgo.

Al recorrer está colección del MNAD y reconocer rastros de mi cultura siento un frenesí y éxtasis y una invitación a reflexionar entorno a ésta, llenándome de energía hasta que nos volvamos a encontrar. Expreso mi gratitud ilimitada a personas como la familia Zubov, que apoyaron y apoyan a los artistas y no los dejan desaparecer a lo largo de la historia.


Referencias

1. SEREBRYAKOVA, Z. (1939). Retrato Condesa Rosario S de Larrechea Zubov. [Pintura], Buenos Aires. Museo Nacional de Arte Decorativo. Recuperado de Rosario S. de Larrechea de Zubov

2. BELLUCCI, A. G. (Ed). Colección Zubov. Buenos Aires, Latin Gráfica Yatai. 1997. fig 10. p. 31.

3. BOIT, C. (1712). Retrato de Pedro I . [Pintura sobre esmalte], San Petersburgo. Museo Estatal del Hermitage. Recuperado de Hermitage Museum

4. BAPTIST VON LAMPI, J. (1793). Retrato de Catalina II de Rusia. [Pintura]. Buenos Aires. Museo Nacional de Arte Decorativo.

5. BAPTIST VON LAMPI, J. (1793). Retrato de Catalina II de Rusia. [Pintura]. San Petersburgo. Museo Estatal del Hermitage. Recuperado de Hermitage Museum

© 2022 realizado porstn